Experimentando con los subtítulos.

Bueno, bueno… después de varios días de arduo trabajo e intensas indagaciones, he conseguido subtitular un bonito tema: Wind, de Akeboshi para Naruto.

discurso-suzuki0122
Lo que en principio iba a ser un ejercicio de traducción se ha convertido en un complejo ejercicio de informática. Así que por lo que respecta a la traducción y sincronización, ya, con el Eferalgan disuelto a mi lado, creo que me da igual el resultado, pero algo sí que diré: como no es un ejercicio para clase, he traducido la canción como me ha apetecido (vamos que…), y en cuanto a la sincronización, la primera vez que lo hice, lo hice muy bien, la décima (o más allá) que lo he hecho, ya me daba más igual (y de ahí el resultado), ya que me importaba más que fuera compatible con el programa que tendría que utilizar después, que con el ejercicio de traducción.
Narro, pues:
Mis primeros intentos los he realizado con la última versión de Ubuntu (Xubuntu 9.04 (jauty)).
Lo primero que hay que hacer es tener es video que quieres subtitular, ¿no?. Bueno, pues para ello hay un Addon de Firefox que te permite descargarte vídeos de You Tube y otras páginas y convertirlos a distintos formatos: Complementos para Firefox.
Una vez tienes el vídeo guardado (yo lo he guardado en .avi y .mpg ya que son los formatos más compatibles y he de decir que me han venido bien los dos para todos los experimentos que he realizado), te pones a trabajar.
Para ello, después de navegar un poco por internet, descubrí que hay infinidad de editores de subtítulos para Linux. Así que me descargué el primero: Subtitle Editor, que viene, muy sabiamente, con un pequeño tutorial. La herramienta está bien, es fácil de utilizar. Puedes, o bien importar tu traducción en .txt (cada línea será un subtítulo), o bien realizar la traducción directamente en el editor. En cuanto a la subtitulación, hay que hacerlo manualmente y con paciencia… no hay nada como el pause-play. Hay que ir intruduciendo el timing para cada subtítulo. Yo, después de todo, tuve problemas con la sincronización, ya que después de ponerles los tiempos a cada subtítulo, en el Preview me salían los subtítulos totalmente mezclados y fuera de sus tiempos… Aún así, guardé los subtítulos en formato .srt, ya que en el archivo, los subtítulos aparecían con el timing correcto.
Pruebo otra herramienta: Gnome Subtitler. Mmm.. qué buena pinta, parece más estable… Abro el archivo .srt. Por suerte, no tengo que volver a sincronizar, ya que utilizo el mismo archivo .srt del SubtitlerEditor. Todo funciona muy bien, estoy contenta. Temino y abro el video y descubro algo nuevo: hay que instalar otra aplicación para incrustar los subtítulos al vídeo.
Vuelvo a navegar por los internetes y sí, también hay numerosas aplicaciones para embed los subtítulos al vídeo. Echo un vistazo y Avidemux me convence.
Con esta aplicación, puedes, además, dar formato a los subtítulos (cambiarle la fuente, el tamaño, el color y la posición).
Tras numerosos intentos y haciendo todo lo que pone en los tutoriales, no lo consigo. En alguna página se recomienda utilizar el Jubler para trabajar luego con Avidemux, así que, cómo no, me instalo dicho programa. Este no es tan fácil de instalar. No basta con ir al Synoptic Package Manager or al Add/Remove Applications, si no que hay que adentrarse en el maravilloso mundo del Alt+F2, es decir ¡abrir el terminal! y ahí tenéis para un rato.
Si os soy sincera, después de instalarlo (bueno, confieso que esta vez recibí algo de ayuda externa), decidí irme a lo fácil… consumir el consumible Windows. Esta vez sucumbo a los ventanismos… pero sigo convencida de que Linux es el futuro. Where Linux is, the future is… es que esto del Open Source se pega, claro.
Herramientas para hacerlo en Windows:
Media Subtitler: para editar subtítulos. La mecánica es como la de los otros: abres archivo con los subtítulos (en .txt), abres el video (.avi, .mpeg…) y a sincronizar. Lo cachondo de esta aplicación es que no hay que andarse con el pause/play y los timings; tienes un bonito botoncito donde pone “aplicar” y basta con pulsar sobre él para indicarle cuándo quieres que empiece el subtítulo y sueltas cuando quieras que desaparezca. Automáticamente pasa al subtítulo siguiente, en el que repites la misma operación y así hasta el final. Luego puedes retocar los timings o bien con “aplicar”, o afinar más especificando minuto, segundo y milisegundo.
VirtualDubMod: para incrustar los subtítulos en el Vídeo.
Importante: si trabajáis con estas aplicaciones, guardar los subtítulos con formato .SSA
También tenéis que descargaros un plugin para VirtualDubMod
NOTA: si después de descargaros los plugins que pide la aplicación cuando Incrustáis, Windows, para cumplir con su expediente, sigue dando el coñazo con los plugins, os recomiendo que incrustéis los subtítulos con la aplicación VirtualDubMod directamente. Simplemente, abrís la aplicación, en Archivo, abrís el vídeo. Después vais a la opción de menú Vídeo y ahí pincháis en Filters. Os saldrá un cuadro con un listado bastante largo, buscáis “Subtitler”, lo seleccionáis. Sale otro cuadro en el que pulsando Add añadís vuestro filtro, es decir el archivo .SSA que habéis guardado con Media Subtitler. Pincháis en OK y volvéis a la pantalla del principio. Abajo podéis seleccionar la opción Preview para ver cómo queda. Si estáis contentos, guardáis el vídeo con los subtítulos en la opción de menú Archivo>Guardar como, le ponéis nombre ¡Y YA ESTÁ!
En este blog Tecnologías y Traducción tenéis una sencilla explicación de cómo utilizar las herramientas de Windows.
Y bueno, esta es la cancioncilla, que esta muy chula…

Akeboshi, Wind.

Nos vemos!!